Investigación del Magíster en Territorio y Paisaje revela la ruta del Covid-19

El proyecto visualiza el movimiento del virus hasta las comunas del Santiago urbano y evidenció distintos focos que hace que una comuna sea más susceptible al contagio que otras.

“La huella de la pandemia a través del movimiento” es el nombre de la investigación de Dominga Henríquez y Matías Gómez, estudiantes del Magíster en Territorio y Paisaje de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño, que tiene como objetivo definir el factor de riesgo en el territorio frente al coronavirus, comprender las dinámicas y movimiento del virus, el cómo se ha extendido en distintas escalas territoriales y definir el rango de susceptibilidad al contagio por comunas del Santiago urbano. 

A través de la información disponible sobre rutas de viajes aéreos y marítimos, puntos de conexión, contagios y datos oficiales, la investigación trazó el camino que tomaron los primeros casos que llegaron a países Sudamericanos para posteriormente estudiar la propagación del Covid-19 por las distintas comunas de la Región Metropolitana. 

“El rastro de la pandemia lo analizamos como una huella, como la definición de la trazabilidad del contagio, la estela de consecuencias que esta pandemia ha ido dejando con su paso en los diferentes territorios y sus escalas” destaca la investigación. 

Los datos muestran que los primeros casos de Sudamérica llegaron de viajes directos desde Europa. El primer país en registrar un infectado fue Brasil y poco días después llegó a Chile el paciente cero desde España a Talca, mientras que el segundo caso en el país llegó a Santiago desde Bélgica. Los datos también muestran que Ecuador, a pesar de ser el país de Latinoamérica en donde el virus llegó tardíamente, ha sido una de las naciones que ha tenido un crecimiento rápido y exponencial en el número de contagios. 

En la Región Metropolitana, y en base a los informes epidemiológicos semanales del Ministerio de Salud, se muestra que con el pasar de las semanas los casos se mantienen estables en la zona oriente mientras que el aumento en las comunas periféricas es explosivo. 

Para Dominga Henríquez, investigadora del proyecto, el aumento de contagios en las comunas periféricas se debe a los altos índices de vulnerabilidad, hacinamiento y una alta cantidad de focos de posible infección. “La gente se va moviendo por necesidades obvias sobre todo las comunas más periféricas. Pero en estas comunas los paraderos de micro, hospitales y supermercados son focos peligrosos porque hay más flujo de gente”, asegura en El Mercurio. 

La investigación analizó el caso de la comuna de Puente Alto que junto con Santiago, es una de las comunas con más contagios y que cuenta gran número de focos de posible infección. El sector de Bajos de Mena y la zona que abarca desde el metro Las Mercedes hasta Sargento Medina serían las áreas más propensas a la infección. 

El estudio también busca crear un modelo predictivo de puntos de posibles contagios usando la georreferenciación. El objetivo es dar a conocer los puntos más peligrosos de una comuna y poder tomar las medidas de prevención adecuadas. 

El Magíster en Territorio y Paisaje ha conversado con el Servicio de Salud Metropolitano para desarrollar de forma continúa el modelo y presentaron esta propuesta al Fondo COVID-19 de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) con la misión de cartografíar el movimiento dele virus. 

La investigación “La huella de la pandemia” se realizó bajo el marco de la investigación del magíster “El paisaje del coronavirus”. 

X