Egresade de Diseño, Vicente Goyoaga, crea juego de mesa que busca educar sobre sexualidad, género y diversidad sexual

COMPARTIR

El juego es finalista de la Convocatoria Internacional de Juegos de Mesa Educativos 2021, organizada por el Observatorio del Juego.

29 / 07 / 2021

Oye ya po’“, es el nombre del juego de mesa creado por Vicente Goyoaga, egresade de la Escuela de Diseño UDP, que tiene como objetivo “reforzar a los grupos de amigxs como redes de apoyo para las disidencias, que día a día sufren violencia y discriminación o lo que puede causar padecimientos físico-mentales”. El juego busca ser una herramienta de aprendizaje para educar sobre sexualidad, género y diversidad sexual, además de robustecer el vínculo entre “lxs jugadorxs y potenciar el autoconocimiento de una forma didáctica”.

Según explica Goyoaga, el “juego nace tras la ola de violencia que ha sufrido la comunidad LGTBIAQ+ en el último tiempo y nace con el fin de reforzar las redes de apoyo en las disidencias sexuales, que son las personas que sufren violencia y discriminación constantemente o pueden llegar a sufrir en un futuro”.

El juego consta de cinco áreas, cada una con sus propios personajes, cartas, dinámicas y objetivos. Durante el juego las y los jugadores van ganado fichas Ya Po’, siendo la persona ganadora quien consiga más fichas al final y al menos una de cada color.

“El juego busca crear una experiencia única cada vez que se juega, una instancia divertida que se torna íntima, dónde pueden hablarse los tabúes existentes, aprender a usar el lenguaje inclusivo, conocer los pronombres de otrxs, entender como ven sus amigxs ciertos conceptos de género y sexualidad, mediante dibujos o mímicas. Incluye también cartas sorpresa, que cambian la dinámica del juego, aumenta la competencia y crea momentos icónicos dentro de la partida”, explica.

Oye ya po’ fue seleccionado como finalista de la Convocatoria Internacional de Juegos de Mesa Educativos (CIJME) 2021, organizada por el Observatorio del Juego. Para Goyoaga, estar en esta instancia es “una oportunidad de mostrar una realidad que muchas veces se intenta esconder y también es una oportunidad de aportar para que el día de mañana podamos decir que ha ido disminuyendo la violencia y ha aumentando el apoyo a la comunidad LGTBIAQ+. También ser finalista significa que todo el trabajo y la dedicación que le he puesto al proyecto, ha traído frutos”.

Respecto al futuro del proyecto, Goyoaga adelanta que de ganar CIJME, el juego estará disponible para su venta en formato de juego de mesa -por lo que actualmente no está disponible en su versión comercial. De todas formas el concurso implicaba también trabajar en un prototipo del juego que sea imprimible en casa, versión que estará disponible próximamente.

Revisa más información de Oye ya po’, acá.